viernes, 19 de agosto de 2016

¿QUÉ ES EL GANGLIÓN?



QUISTE GANGLIONAR DE LA MUÑECA Y DE LA MANO

Los quistes ganglionares (o tumores quísticos) son la formación de nódulo más común en la mano. No son cancerosos y, en la mayoría de los casos, no hacen daño. Ocurren en varias ubicaciones, pero lo más frecuente es que se desarrollen en el dorso de la muñeca.

Estos quistes llenos de líquido pueden rápidamente aparecer, desaparecer y cambiar de tamaño. Muchos quistes ganglionares no requieren tratamiento. Pero si el quiste es doloroso, interfiere con la función o tiene un aspecto inaceptable, hay varias opciones de tratamiento disponibles.

Un quiste ganglionar surge en una articulación, como un globo en un pedúnculo. Crece a partir de los tejidos que rodean una articulación, como los ligamentos, las vainas de los tendones y los recubrimientos de las articulaciones. Dentro del globo, hay un líquido espeso y viscoso, similar al líquido que lubrica las articulaciones.

Los quistes ganglionares pueden desarrollarse en varias de las articulaciones de la mano y la muñeca, incluyendo la parte inferior de la muñeca, y también la articulación del extremo de un dedo y en la base de un dedo. Varían de tamaño y, en muchos casos, crecen más con el aumento de actividad de la muñeca. Con reposo, típicamente se reduce el tamaño del nódulo.



CAUSAS



No se sabe qué desencadena la formación de un tumor quístico. Estos quistes son más comunes en personas jóvenes entre los 15 y 40 años de edad, y las mujeres tienen más probabilidad de padecerlos que los hombres. También son comunes entre los gimnastas, quienes repetidamente esfuerzan y sobrecargan la muñeca.



Los quistes ganglionares que se desarrollan en la articulación del extremo de un dedo -también se les llama quistes mucosos- están típicamente asociados con artritis de la articulación de los dedos, y son más comunes en mujeres entre 40 y 70 años de edad.




SÍNTOMAS

La mayoría de los quistes ganglionares forman un nódulo visible, pero los más pequeños pueden permanecer escondidos debajo de la piel (quistes ganglionares ocultos). Aunque muchos quistes ganglionares no producen otros síntomas, si un quiste hace presión en los nervios que pasan a través de la articulación, puede causar dolor, hormigueos y debilidad muscular.

Los quistes más grandes, aunque no sean dolorosos, pueden preocupar en cuanto a su aspecto.


TRATAMIENTO NO QUIRÚRGICO

El tratamiento inicial de un quiste ganglionar no es quirúrgico.


  • Observación. Debido a que el quiste ganglionar no es canceroso y podría desaparecer con el tiempo, si usted no tiene síntomas, la recomendación de su médico podría ser simplemente esperar y observar para estar seguros que no ocurren cambios inusuales.
  • Inmovilización. La actividad a menudo hace que el quiste aumente de tamaño y también eso aumenta la presión en los nervios, causando dolor. Un inmovilizador o una férula para la muñeca podrían aliviar los síntomas y hacer que el quiste ganglionar se reduzca. A medida que el dolor cede, su médico podría indicarle ejercicios para fortalecer la muñeca y mejorar el rango de movimiento.
  • Aspiración. Si el quiste ganglionar causa mucho dolor o limita severamente las actividades, el líquido del quiste podría drenarse. 

La aspiración con frecuencia no logra eliminar el quiste ganglionar porque no se remueve la "raíz" o conexión con la articulación o con la vaina del tendón. Un quiste ganglionar puede ser como una maleza que volverá a crecer si la raíz no se extirpa. En muchos casos, el quiste ganglionar vuelve a formarse después de un procedimiento de aspiración.

Los procedimientos de aspiración son recomendados con mayor frecuencia para quistes ubicados en la parte superior de la muñeca.



TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Su médico podría recomendar cirugía si sus síntomas no se alivian con métodos no quirúrgicos, o si el quiste ganglionar vuelve a formarse después de la aspiración. El procedimiento para remover un quiste ganglionar se llama escisión.

La cirugía implica remover el quiste y también parte de la cápsula articular o de la vaina del tendón involucrada, que se considera la raíz del quiste ganglionar. Incluso después de la escisión, hay una pequeña probabilidad de que el quiste vuelva a formarse.

La escisión es típicamente un procedimiento ambulatorio y los pacientes pueden irse a la casa después de un período de observación en el área de recuperación. Podría haber algo de dolor a la palpación, incomodidad e inflamación después de la cirugía. Las actividades normales por lo general pueden retomarse 2 a 6 semanas después de la cirugía.




jueves, 18 de agosto de 2016

UN VASO DE LECHE ¿NOS AYUDA A DORMIR)




Toda la vida hemos oido que un vaso de leche antes de dormir te ayuda a conciliar el sueño pero, ¿esto es un mito, o es verdad?

Se menciona que la leche tiene entre sus propiedades algunas sustancias clave para la regulación del sueño, como el Triptófano y la vitamina B12. Te contamos un poco de cada una de ellas.

Triptófano: El organismo convierte a este aminoácido en serotonina, precursora de la melatonina, una de las hormonas responsables de regular los ciclos del sueño. La melatonina actúa en función de la iluminación del ambiente y se libera una vez que las luces están apagadas (durante la noche idealmente). Su acción es la responsable del buen dormir.

Vitamina B12: Es la responsable, junto con la serotonina, de regular el flujo de melatonina. Como ya te contamos, una hormona clave para el desarrolo del ciclo del sueño.



Pero, ¿esto es cierto?   Si realizamos una búsqueda rápida en Google vamos a encontrar cientos de páginas que afirman "el efecto tranquilizante de la leche caliente" para dormir.  Lo que me parece más curioso aquí es quien hace estas declaraciones, un empresario lechero.  Osea, alguien que VENDE LECHE.

Pero, ¿la ciencia puede afirmar o negar estas declaraciones? ¿Es verdad que la leche nos ayuda a dormir? ¿Tomamos un vaso de leche caliente y.... a contar ovejitas? 

El origen de este mito es la presencia de triptófano en la leche, que como mencioné anteriormente, el triptófano es un importante inductor del sueño.

La realidad es que el porcentaje de triptófano presente en un vaso de leche tan poco, que tendría que tomar varios galones de leche antes de dormir para poder alcanzar el efecto deseado. Y este haría efecto AL DÍA SIGUIENTE, por lo que tendría sueño por la mañana.  Veamos porque:

Un vaso de 200ml de leche contiene cerca de 92mg ¿y esto es mucho o muy poco? 

Según los estudios, el triptófano puede tener un efecto "inductor del sueño" con cantidades superiores a 1 gramo (1000mg) y hasta cerca de 15 gramos (15,000mg). Aquí hay una revision sobre este tema: Effects of L-trytophan on sleepiness and on sleep

Además, debo añadir el proceso que debe seguir el triptófano para ser utilizado en la síntesis de serotonina o melanina. Este proceso NO ES INMEDIATO. Se los resumo:

Se ingiere la leche de vaca, se digiere, se absorben los nutrientes (incluído el triptófano), ingresan a la circulación sanguínea, llegan a las neuronas del sistema nervioso central, estas lo incorporan a su citoplasma (interior celular), y allí se utiliza para la síntesis de serotonina, esta sustancia ha de ser introducida en las vesículas neuronales para su posterior liberación en los terminales que distan un espacio considerable con respecto a su lugar de síntesis.... De esta manera, este proceso (que no es inmediato) facilita es verdad, que a partir de triptófano se sintetice serotonina y melatonina y con ellas se concilie el sueño. Es verdad.... pero al día siguiente de haberte tomado tu vaso de leche calientita. Cuando ya nos tenemos que despertar!!

El proceso descrito pertenece a la serotonina. En el caso de la melatinona, es muy diferente, ya que su liberación está mediada por la incidencia de luz. Osea, la melatonina se libera en ausencia de luz (cuando es de noche, apagas todo para dormir y cierras los ojos), y no tiene relación con que usted tome un vaso de leche o no.

También podemos añadir que la acción de la serotonina y melatonina puede ser interferida por muchos otros neurotransmisores y hormonas que pueden tener un efecto sinérgico (favorecer el sueño) o todo lo contrario, antagonista (dificultar el sueño). Así pues, decir que para conciliar el sueño es deseable incorporar fuentes dietéticas de trptófano es tan simplista como decir que para batir el record mundial de los 100 metros planos es necesario tener unos buenos tenis de atletismo (y no decir nada más).

Esto último fué demostrado en 2003 por un estudio realizado por investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). El estudio que fué publicado en la revista The American Journal of Clinical Nutrition, mostró que comer alimentos ricos en proteinas (como la leche) reduce la habilidad de los triptófanos de ingresar al cerebro. 

Osea que para que el triptófano pueda producir un efecto soporífero, este debe ser capaz de cruzar la barrera sanguínea del cerebro, pero en presencia de otros aminoácidos, termina peleando con ellos (sin éxito) para cruzar esa barrera. 

Ver más: