lunes, 11 de mayo de 2015

DEGENERACION (DESGASTE) DE DISCO





Los trastornos del disco se presentan principalmente en dos formas: Hernias y Rupturas. 

La hernia ocurre cuando el anillo del disco se rompe y un fragmento del núcleo migra a través del anillo y atrapa al nervio saliente. Esto ocasiona dolor predominante en nalga y pierna que puede asociarse con adormecimiento y/o debilidad. 

En el dolor discógeno (ruptura) la molestia principal es a nivel de la espalda baja y raramente se distribuye a las piernas. El principal problema es la incapacidad o inseguridad al cargar objetos, hacer ejercicio y no poder llevar una vida normal por recaídas o intrincamientos dolorosos de la parte baja de la espalda y sacro. 


En ambos casos hay ruptura del disco, pero podemos decir, sin generalizar, que la hernia tiene mejor pronóstico a largo plazo ya que lo que causa la molestia es el nervio atrapado en un fragmento herniado de disco que se rompió pero el resto del mismo tiene capacidad para amortiguar; en cambio en el dolor discógeno el origen de la molestia recurrente es la falla del disco para tolerar cargas normales en la vida cotidiana ya que la ruptura es en toda la zona adelgazando la circunferencia del anillo. 

En la resonancia magnética, ambas enfermedades se pueden describir como abombamientos, rupturas, hernias y desgaste de disco, pero solo un especialista certificado le puede orientar acerca de la diferencia entre ellas lo que es de suma importancia ya que el manejo es muy diferente para cada una. 

En la mayoría de las enfermedades de la columna lumbar no existe el riesgo de quedar paralitico o en silla de rueda ya que en gran parte de los casos del dolor y la limitación de la vida diaria son el aviso del propio cuerpo que requiere atención y cuidados.




No hay comentarios:

Publicar un comentario